Los 10 Trucos Básicos de Jardinería

Los 10 Trucos Básicos de Jardinería

Técnicas y estrategias que te ayudarán en el cuidado y el mantenimiento de tu jardín. 

Lo que necesitas saber sobre la jardinería son simplemente unos trucos que facilitarán tan hermosa actividad y ayudarán a mejorar la apariencia y calidad de tu jardín. 

Recuerda que ante todo debemos infórmanos antes de comenzar cualquier labor o trabajo, ya que si deseamos que nuestros proyectos sean exitosos, siempre debemos asesorarnos e instruirnos. 

Así que aquí te dejo,

Trucos Básicos de Jardinería

    1. Escoger con cuidado el lugar y diseño para la elaboración de tu jardín. Para ello debes observarlo, identificar las partes que reciben mucha luz o sombra, así como también debes prestar atención a la humedad y la calidad del suelo.
    2. Preparar el terreno, abonarlo, delimitar la forma antes de plantar nuestras flores, ya que si se realiza al revés corremos el riesgo de pisarlas y matarlas.
    3. Sembrar plantas de fácil cuidado y atención. Al comprar las plantas de nuestro jardín debemos saber cuales son las de sombra y cuales de luz, las que pueden estar en suelo árido y las que no. 
    4. Al momento de plantar, no amontones las plantas, permíteles que se desarrollen dejando un espacio entre ellas para que así pueden crecer de acuerdo a su tamaño.

 

  • Limpia bien el espacio, en especial de las malas hierbas, ya que ellas consumen los nutrientes del suelo.   

 

 

  • Determinar el tiempo de regado. No es recomendable regar las plantas todos los días y sobre todo saturarlas de agua; es mejor regarlas por las mañanas o cuando caiga el sol, de tal manera que la evaporación del agua sea poca; si las riegas en horas en que el sol está fuerte puede ocasionar la evaporación del agua y resultar en la erosión de la tierra.  

 

 

  • Abonar la tierra, es recomendable hacerlo una o dos veces al año, para así mantener los nutrientes de la tierra y que las plantas puedan aprovecharlos.

 

 

  • Mantener nuestro jardín limpio, retirando las hierbas y hojas secas.

 

 

  • Podar las plantas de vez en cuando permite el desarrollo adecuado, y así podremos escoger la manera en que crecerán. Una poda oportuna evita que las plantas se pasmen; es recomendable podarlas en horas frescas, de tal manera que el sol no queme el tallo recién cortado.

 

 

  • Observar cualquier cambio. Siempre debes estar pendiente de cualquier modificación que se presente en el jardín, esto nos alertará a tiempo de cualquier riesgo que puedan sufrir las plantas y así, podremos prevenir el deterioro o las plagas.

 

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.